martes, 14 de octubre de 2014

Exposición sobre LAS CUEVAS ANQUIHALINAS DE BALEARES en el Centre de Cultura de Sa Nostra



El próximo mes de Noviembre la FBE organiza una exposición sobre las cuevas anquihalinas de Baleares. Son cuevas litorales con lagos de aguas dulces o salobres cuyas exploraciones subacuáticas han puesto de manifiesto un potencial hasta las horas inimaginable tanto en desarrollo como en valores geológicos y faunísticos. 

Esta exposición constará de; 

-  Descripciones generales de estas cuevas de Baleares, su formación y principales espeleotemas,
-  Fotografías a gran formato de zonas de interés  terrestres y subacuáticas
-  Exposición  de colecciones de espeleotemas freáticos (formaciones que se han encontrado rotas ​en el suelo de galerías y fondo de lagos) extraídos con la correspondiente autorización de la Conselleria de Medi Ambient
-  Fauna troglobia

-  Documentales y charlas

viernes, 10 de octubre de 2014

 Pedro Agustín Robledo Ardila recibe la Estalactita de Plata


La segunda jornada de Cuevatur 2014, el quinto Congreso Nacional y primero Iberoamericano de Cuevas Turísticas, ha acogido la entrega oficial de las Estalactitas de Plata, máxima distinción que otorga la Asociación de Cuevas Turísticas de España (ACTE).
Este galardón reconoce el trabajo, dedicación y contribución al desarrollo, protección y difusión del mundo subterráneo y en esta ocasión ha recaído en un total de cinco personas, según ha informado la organización del evento en una nota de prensa.
Manuel Durán Hidalgo, de la Gruta de las Maravillas, –Aracena, Huelva–, ha sido seleccionado por su contribución a la celebración del primer Congreso Iberoamericano y quinto Español Cuevatur 2014, que está teniendo lugar en Aracena en estos días.
Junto a él también ha recibido el premio, Juan Frau Mengual, de la Cueva del Rull –Vall D’Ebo, Alicante–, por su trabajo en torno al mundo subterráneo y a este tipo de turismo. El mundo técnico y científico también se vio reconocido en las figuras de Pedro Agustín Robledo Ardila, del Instituto Geológico Minero de España (IGME), y José María Calaforra Chordi, de la Universidad de Almería, mientras que la última Estalactita de Plata fue para Jöelle Darricao, de la International Show Caves Association (ISCA), por su trabajo en torno a las cuevas prehistóricas con patrimonio cultural en Francia.
La entrega de las Estalactitas de Plata tuvo lugar durante la cena oficial del Congreso, con la que se cerró una jornada en la que ha destacado el taller cooperativo de experiencias singulares entre cuevas de Francia e Iberoamérica, o algunas comunicaciones como los distintos estudio sobre el gas radón en cuevas como El Soplao (Cantabria), la Cueva del Viento (Islas Canarias) o la Gruta de las Maravillas (Aracena, Huelva). Además, pudo disfrutarse de un adelanto de la película que está rodando el director aracenense Fernando González de Canales sobre el Centenario de la Gruta de las Maravillas.
Los congresistas también han podido de las tres excursiones previstas por la organización a la propia Gruta de las Maravillas, a la Corta Atalaya en Minas de Riotinto y a la dehesa de la Sierra de Aracena, con una visita a una empresa productora de derivados ibéricos en Corteconcepción.
La jornada de este sábado culminará con la clausura a las 12,30 horas de esta cita, un acto que contará con la presencia de la secretaria general de Gestión Integral del Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, Carmen Lloret; el presidente de la ACTE, Juan José Durán Valsero; y el alcalde de Aracena, Manuel Guerra.

viernes, 3 de octubre de 2014

Se ha publicado el libro de José A. Encinas, que cataloga 4.500 grutas naturales con más de 3.000 planos y 125 cartografías de cuevas mallorquinas

Noticia del periódico Diario de Mallorca sobre la publicación de un libro catalogando las cavidades mallorquinas.

José A. Encinas culmina medio siglo de estudios sobre las cuevas de Mallorca

Su ´Corpus Cavernario Mayoricense´ es un compendio sobre 4.500 grutas naturales con más de 3.000 planos y 125 cartografías - "Cada día se descubren nuevas simas, algunas ocultas durante siglos", asegura el explorador

02.10.2014 | 06:50
José A. Encinas sostiene un ejemplar de su vasto trabajo dedicado a las grutas.
José A. Encinas sostiene un ejemplar de su vasto trabajo dedicado a las grutas. 
¿Cuántas cuevas existen en Mallorca?, ¿qué usos han tenido a lo largo de la historia?, ¿por qué la inmensa mayoría no están señalizadas?, ¿de dónde proceden sus nombres?, ¿a qué peligros se enfrenta un espeleólogo? José A. Encinas tiene todas las respuestas. Después de medio siglo realizando incursiones subterráneas publica Corpus cavernario mayoricense (El Gall), un compendio informativo sobre 4.500 grutas naturales con más de 3.000 planos, 125 cartografías, 70 ilustraciones, 65 representaciones de arte epilítico rupestre y 90 dibujos complementarios.
La afición de Encinas por explorar cuevas se remonta a su infancia en Nerva (Huelva), cuando se aventuró en el paisaje del Parque Minero de Riotinto. "Ya se sabe que siendo un niño quieres probar todo lo prohibido y nosotros siempre nos metíamos en pozos y agujeros negros. Estaba en mi ADN. Allí fue cuando empecé a sentir cierta inquietud por este mundo", confiesa este antiguo estudiante de Maestría industrial.
Con 17 años Encinas llegó, procedente de su Sevilla natal, a Mallorca. "Enseguida quedé alucinado con las montañas de la isla, que poco a poco fui descubriendo, y con ellas, las cuevas", recuerda. Una de las primeras en visitar, como tantos otros recién llegados, fueron las Cuevas del Drach, en Porto Cristo. "Como andaluz soy un poco barroco, y el barroquismo de aquel lugar me atrapó". Pronto fue acumulando interrogantes y con el resto de integrantes del Grupo de Exploradores de Cuevas, germen fundador del luego formalizado Grupo Norte de Mallorca (GNM), decidió arrojar algo de luz sobre el mundo subterráneo mallorquín, no sin algo de temor: "Los miedos, en plural, siempre van contigo, nunca desaparecen. En cuanto entras en una gruta siento miedo a precipitarme al vacío, a encontrarme CO2 y no poder respirar, a quedarme atrapado..."
El volumen de Encinas persigue la intención de que las simas y cuevas mallorquinas sean "documentalmente asequibles a todos los públicos y también a los especialistas (...) A través de él se podrán acercar a la mayoría de grutas sin demasiada dificultad, saber algo de su conformación interna, programar aquellas visitas que les resulten asequibles o valorar las mejores realizaciones de determinados exploradores".
Cien kilómetros de recorrido
Las cuevas catalogadas, desde la más larga, la del Pas de Vallgornera, cercana a los 100 kilómetros de recorrido –y todavía sin cerrar–, a la más profunda –hasta la fecha, la Cova de sa Campana, en el Torrent de Pareis, de más de 300 metros–, aparecen por municipios y recogen aspectos esenciales de la conformación del monumento natural. Cada apunte indica sus proporciones métricas, aspectos del entorno, representaciones planimétricas y altimétricas, dibujos de detalle e imágenes ilustrativas del medio ambiente, de ajuares, instrumental o muestras frecuentes en los yacimientos.
Un trabajo que, a pesar de su extensión, más de 1.300 páginas, está inacabado. "Cada día se descubren cuevas. Incluso hay algunas que se abren de nuevo, fruto de una tormenta, que deja ver un agujero tapado durante mucho tiempo", aclara.
Como los bañistas tienen su rincón predilecto, Encinas también tiene su cueva favorita. Él la llama "la joya" y se encuentra en Pollença. Se trata de la Cova de Cornavaques, de 37 metros de longitud. "Unos cazadores refugiados durante una tormenta se fijaron en las estalactitas del alto paso adivinado al otro lado y por donde la sala continúa".
El explorador entiende las grutas como "baúles en los que cada cultura deja sus huellas". De ahí que "a veces" se encuentren "auténticas joyas". Uno de esos tesoros lo descubrió en 1967, en el Avenc de la Punta, también en Pollença. "Encontramos los llamados Toros de la Punta, sarcófagos tauromorfos en los que aparecieron restos de 50 cuerpos, de niños, mujeres y ancianos. La noticia apareció en los medios de la época y se hizo cargo de todo el Museo Nacional Arqueológico", recuerda.
El último importante hallazgo fue reciente, en Mancor de la Vall, un yacimiento de azabache, una variedad de lignito de color negro brillante, "una piedra que, como el coral, era muy apreciada en la antigüedad y que aún se usa por sus supuestas propiedades mágicas". Lástima que, este yacimiento, esté hoy amenazado por la basura que sobre él se deposita.
Precisamente el de la protección es un asunto que preocupa a Encinas. "Los grandes desmanes se producen bajo la legalidad. Como la Administración empiece a tocar las cuevas... Dios nos libre, pondrían hormigón donde no deben y asfaltarían el entorno. Bastaría con intentar no ensuciarlas", espeta este "poco amigo" de los carteles. "También soy reacio a la señalización de las cuevas. Tanta fita en la montaña... Que se documenten, recurran a un GPS o vayan con un guía. No pasa nada por perderse un día en la montaña", protesta.
En cualquier caso, admite que "hay qué hacer algo" para preservar estos monumentos naturales. "La pregunta es qué hacer. El criterio tendría que ser objeto de debate pero no ha de ser un decreto". Mientras llega ese debate, Encinas continuará explorando el mundo de las cavernas y animando a los más jóvenes a descender a los abismos. "Existe mayor riesgo de que te pase algo yendo en coche a Pollença que bajando a una sima a 30 metros. A los vehículos que te pasen por al lado no los podrás controlar. Eso sí da miedo".

viernes, 19 de septiembre de 2014

Un espeleólogo español resulta herido al caer en una cueva de Perú, noticia de El Mundo

Un espeleólogo español resulta herido al caer en una cueva de Perú

  • El español, miembro de la Federación Madrileña de Espeleología, continúa inmóvil

  • Se golpeó la espalda al caer desde unos 5 metros de altura en la cueva Intimachay


El experimentado espeleólogo español Cecilio López-Tercero, miembro del grupo de socorro de laFederación Madrileña de Espeleología, se encuentra atrapado a 400 metros de profundidad en una cueva de Perú, después de sufrir una caída de cinco metros mientras participaba en una expedición en el municipio de Leymebamba, del departamento de Amazonas, en los Andes, donde ha quedado inmóvil.
El coordinador técnico de dicho grupo, Agustín Rodríguez, ha explicado que el herido forma parte de una expedición formada por nueve espeleólogos, entre los que hay mexicanos, franceses e italianos, además de dos españoles, entre ellos el afectado, que es el único que es socorrista.
Según comunicó anoche el español que acompaña al herido, éste se cayó desde unos cinco metros de altura en la cueva Intimachay y se golpeó en la espalda, sin que se sepa si sufre alguna lesión importante, ya que hasta esta mañana aún no le había visto ningún médico.
Agustín Rodríguez ha indicado que su grupo se ha puesto en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores para comunicar el suceso y ha mostrado su preocupación por el hecho de que en Perú no haya una unidad de rescate en cuevas.
Sánchez-Tercero se encuentra atrapado en condiciones ambientales de diez grados centígrados y cien por cien de humedad. Los otros siete miembros de la expediciónse están turnando para asistirle desde el accidente, que se produjo el jueves, aunque no cuentan con los medios necesarios para rescatarle, según ha detallado el presidente de la Federación Madrileña, Ángel Sanjuán. Rodríguez ha advertido de que no tienen medicación suficiente y que no pueden sacarle por sus propios medios de la cueva, ya que no se puede mover.
"Podría estar grave, pero las primeras informaciones hay que tomarlas con calma. Es un problema muy gordo organizar un rescate en la selva", ha explicado Sanjuán,reclamando la ayuda del Gobierno peruanopara permitir que un equipo internacional de socorristas se desplacen por aire a la zona, ya que "al cien por cien no hay rescatadores peruanos" capacitados por la tarea.
La cueva se encuentra en una zona montañosa conocida como Ceja de la Selva, una zona selvática de muy difícil acceso situada a 200 kilómetros al norte de la capital peruana, Lima.

sábado, 26 de julio de 2014

Festes de la Patrona de Pollença 2014 (26 de juliol al 2 d'agost)

 
Dissabte 26 de juliol
20.00 h Inauguració de l'EXPOSICIÓ fotogràfica i del material de Esportiu d'espeleologia i espeleobusseig del Grup Nord de Mallorca, en el Seu Cinquante aniversari.
 Lloc: Club de Pollença
Organitza: Grup Nord de Mallorca
Mapa per a club de pollença
 
CONFERÈNCIES GRUP NORD DE MALLORCA
 
Diumenge 27 de juliol

20.30 h “Captació d’imatges d’un món submergit”, a càrrec
d’Antoni Cirer Garcia, fotògraf d’espeleobusseig membre
del GNM.
Dilluns 28 de juliol

20.30 h “Balears terra de coves”, a càrrec de Francisco
Gràcia Lledó, biòleg membre del GNM.
Dimarts 29 de juliol

20.30 h “Darrera gran exploració a s’Esfondrat”, a càrrec de
Pere M. Gamundí Frontera, vocal del GNM (imatges cedides
per Miquel Perelló Estelrich, membre del GNM).
Dimecres 30 de juliol

20.30 h “50 ANYS de cavitats, anècdotes i exploracions del
GNM”, a càrrec de Rafel Pons Cifre, president del GNM.
Lloc: Club Pollença

sábado, 19 de julio de 2014

Suplemento de la prensa del Mundo/Baleares..B@leópolis
Martes 15 de Julio de 2014
Vallgornera la cueva de la ciencia,por Elena Soto.
 

International Journal of Speleology volum 43, 2 (2014)
Dedicado íntegramente a la Cova des Pas de Vallgonera con un conjunto de 10 artículos que nos muestran la diversidad de los estudios realizados.
Constituye un ejemplar de unas 150 páginas y más de 70 mb. que está disponible para su descarga en esta dirección: http://scholarcommons.usf.edu/ijs/vol43/iss2/13
Adjuntamos un resumen de imágenes de todos estos años,en el que hemos tenido el privilegio de colaborar en todo tipo de trabajos y estudios,que en la actualidad continúan.
La cueva constituye un fenómeno excepcional en el desarrollo del karst costero, excavada en las calizas arrecifales del Mioceno superior con una variabilidad litológica, que se considera bastante responsable del desarrollo de la cavidad y su complejidad morfológica.
La continuada exploración de espeleólogos y espeleobuceadores han ido documentando hasta ahora 74 kilómetros de galerías de las cuales 17 son subacuáticas con unas perspectivas bastante probables de continuación.
Desde el punto de vista espeleogenètico hay que considerar las aportaciones hidrogeológicas superficiales, los procesos de mezcla costeros, la recarga de origen geotérmico, hipogénica, ... en fin, una serie de circunstancias que plantean también una problemática terminológica,
 
 
 

jueves, 17 de julio de 2014

Artículo aportado por Guiem Mulet, publicado en El Mundo sobre la cueva de Vallgornera

Vallgornera, la cueva de la ciencia
Galería de la cueva del Pas de Vallgornera en el sector subacuático de Gregal Miguel Angel Perelló
 ELENA SOTO Palma
Actualizado: 16/07/2014 11:02 horas
Sin accesos naturales conocidos, la cueva del Pas de Vallgornera permaneció incomunicada con el exterior hasta 1968, cuando fue descubierta accidentalmente durante las obras de perforación de la fosa séptica de un hotel. En principio, se consideró la posibilidad de abrirla al turismo, pero tras las primeras exploraciones se vio que era una cavidad de difícil acceso y prácticamente quedó abandonada. Actualmente, la abertura artificial primitiva es la única vía de entrada al subsuelo.
A partir de la década de los 90 comenzaron a realizarse diferentes incursiones y desde entonces la cueva ha ido 'creciendo', -en 2002 apenas se conocían seis kilómetros, hoy en día ya hay explorados más de 70-, lo que la convierte en la cavidad kárstica de mayor recorrido de Baleares y una de las más importantes de Europa. Pero el mayor interés no son sus dimensiones ¿Qué tiene de especial?



Espeleotemas freáficos
Las cuevas son como un inmenso archivo de datos de la historia de la Tierra. Su investigación permite retroceder en el tiempo, arrojando luz sobre el clima, el tipo de paisaje e, incluso, la fauna del pasado. Si, además, se trata de espacios aislados y prácticamente inalterados por la intervención humana, su valor para disciplinas como la paleontología es extraordinario, ya que las acumulaciones de restos fósiles en un contexto sedimentario permiten llevar a cabo diferentes estudios estableciendo reconstrucciones paleoecológicas bastante precisas.
El mundo subterráneo del karst suscita también un gran interés porque sus espeleotemas (estalactitas, estalagmitas, columnas o gours) ocultan en su interior numerosos registros sobre el antiguo clima de nuestro planeta. Si se trata de cuevas litorales cuya formación está relacionada directamente con las fluctuaciones marinas, tienen un valor añadido. Como anillos subterráneos de minerales, las formaciones de las cavidades de las cuevas litorales encierran las huellas de los cambios que durante miles de años ha experimentado el nivel del mar, además de registrarlos cronológicamente. Los espeleotemas freáticos de los lagos salobres de la Vallgornera, sumergidos en las aguas o emergidos, intermitentemente, son testigos de excepción porque su precipitación estuvo afectada con frecuencia por las oscilaciones marinas. Su estudio está proporcionando una información muy detallada sobre la posición del nivel del Mediterráneo en el pasado y su relación con los grandes ciclos glaciares e interglaciares.
En Mallorca, al tratarse de una isla predominantemente caliza, hay un gran número de cuevas litorales que se han desarrollado sobre todo en el interior de las plataformas carbonatadas del Mioceno superior -entre diez y cinco millones de años atrás-, constituidas por calizas arrecifales y calcarenitas muy porosas.


Plano de la cueva ANTONI CIRER
Una red laberíntica muy singular
Las fluctuaciones del nivel del Mediterráneo a lo largo del Cuaternario -últimos dos millones de años- han influido en su formación, pero la del Pas de Vallgornera aporta evidencias de una compleja espeleogénesis que incluiría, aparte de la disolución producida en la zona de mezcla costera, una notable recarga meteórica superficial así como una posible recarga basal de origen hipogénico relacionada con fenómenos geotérmicos locales, diferenciándose, en este sentido, de los modelos estándar de formación de cuevas. Todas estas peculiaridades convierten a esta cavidad en única dentro del endokarst de la zona de Migjorn y en un lugar muy interesante a nivel internacional,
En las dos últimas décadas se han realizado en este espacio numerosos trabajos que han ido apareciendo en diferentes revistas científicas; recientemente la publicación International Journal of Speleology ha dedicado un dosier especial que reúne 11 estudios de los investigadores del Departamento de Ciencias de la Tierra de la UIB y de la Federació Balear d'Espeleologia sobre la cueva del Pas de Vallgonera.
El monográfico, coordinado por los doctores Joan J. Fornós y Joaquín Ginés, incluye trabajos que abarcan diferentes aspectos, y que van desde una detallada descripción de la cueva con una introducción histórica sobre su exploración a una investigación demicrobiología sobre la diversidad de comunidades encontradas en la cavidad; pasando por estudios que realizan una revisión de los aspectos geológicos y de los agentes implicados en su espeleogénesis; un artículo sobre aspectos geoquímicos e isotópicos de sus aguas freáticas; una investigación de las tipologías y la distribución de los espeleotemas en el sistema de la cueva; un trabajo sobre el complejo proceso de sedimentación que sucede en este espacio, o la descripción de los minerales encontrados, con una especial atención a los raros e inesperados, inusuales en otras cavidades de Mallorca. Además de dos estudios sobre el contenido paleontológico de sus sedimentos.
Situada en el término municipal de Llucmajor, con más de 74 kilómetros explorados, incluidos 17 de conductos submarinos, Pas de Vallgonera presenta una red laberíntica de pasadizos y cámaras. Hay sectores totalmente sumergidos, a los que solo se puede acceder con técnicas de espeleobuceo.
La diversidad de formas de los espeleotemas (de goteo, de flujo, subacuáticos de origen vadoso o de origen freático costero, entre otros) junto con los lagos, que ocupan grandes extensiones de la cavidad, convierten a la Vallgornera un lugar único de gran belleza y fragilidad. Desde el punto de vista geológico, todo el conjunto constituye un complejo sistema espeleológico costero con una gran diversidad morfológica y una variada gama de formas de corrosión relacionadas con un medio geoquímico de mezcla de aguas dulces y saladas, escasamente documentado en la bibliografía internacional.
Vallgornera es también la cueva de la ciencia. En 2010 se realizó una expedición científica para excavar un yacimiento paleontológico situado en uno de los lugares más remotos e inaccesibles de la cavidad, conocido como la 'Galería del Tragus'. Durante la campaña paleontológica se obtuvo una buena representación fósil de la fauna que pobló Mallorca hacia comienzos del Pleistoceno, hace unos dos millones y medio de años.
Ese mismo año, la revista Science publicó el artículo Nivel del Mar hace 81.000 años en Mallorca, resultado del estudio llevado a cabo por el grupo de Karst de la UIB en colaboración con grupos de otras universidades. En él se reconstruye la historia del clima correspondiente al último periodo interglacial -hace unos 81.000 años-, destacando la estrecha relación existente entre el nivel del mar a escala global y el clima de la Tierra. El elemento de estudio fueron los engrosamientos que presentan los espeleotemas freáticos que se dan en loslagos interiores con aguas salobres de las cuevas litorales kársticas, entre ellas la Vallgornera,  conviertiéndose en un laboratorio perfecto para conocer el paleoclima terrestre.